jueves, 2 de enero de 2014

Invasión a Panamá 1989; diario personal (22 dic.) continuación

ESCONDITE PERFECTO
Diciembre 22 de 1989.

El día comenzaba siempre después de la diez de la noche, cuando un Marine latino, rompía las sombras con un grito: “FORMATION”, FORMATION, luego la voz del traductor panameño cruzaba el campamento como el grito de un fantasma resonando en cada tienda: FORMACIÓN, FORMACIÓN, FORMACIOOOOONNNN!!!!...

Sobre la oscuridad  de los catres, comenzaron a flotar unos bultos que en cámara lenta resaltaban cada vez que las ráfagas de los reflectores desde la torre de vigilancia pincelaban la niebla. Un centenar de siluetas iban lentamente poblando el patio. Una mancha de formas antropomórficas cubiertas por sus frazadas de fieltro verde oliva se amontonaba en lo que quedaba de césped entre las dos tiendas del centro del Campo de concentración. Entonces aparecía el mismo Marine con rango de Master Sargent y volvía a gritar: FORMATIOOONNN!!!. Un negro panameño que hacía de traductor, repetía como campana rota:
-- Formación, Formación. Alinearse por derecha, de diez en fondo. Formación, Alinearse de diez en fondo.
-- Good Morning to everybody, gritó el Marine. I'm going to check the list, y le pasó la lista al traductor.
-- Se Va a llamar la lista, terminen de alinearse, repitió el traductor y..., esperó unos segundos para a todo pulmón gritar,  !FIIIIIIIRMEEEEEEEEES! Todos los hombres se congelaron en medio de la nada.
-- !seis mil seiscientos sesenta y ocho!
-- SÍ SEÑOR, -- contestó un soldado quien estaba  en la primera fila.
-- Catorce mi quinientos cuatro
--Catorce mil quinientos cuatro  – contestó otras de las sombras.

La lectura de la lista continuó mientras la nieve salía de la selva como una estrategia creada y no algo natural. Como si fuese controlada por los marines, para hacer sentir más miserables a los prisioneros. Por las veces que los habían levantado, calculé que debían ser las cuatro de la mañana, pues los formaban y los contaban casi a cada hora a partir de las diez de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Camina hacia la luz, tarde o temprano te cegará;
entonces lo verás todo.

Insignia de Facebook